Estas en: Inicio > Sección Economía > Esta nota.
RECONOCE SEDAGRO PARTICIPACIÓN DE LAS MUJERES EN EL FORTALECIMIENTO DE LA VIDA ECONÓMICA DE ZACATECAS
Economía

Por: Lic. José Juan Llamas Saldivar


Nota vista: 270 veces
14 de junio de 2010
Comparte esta nota:    Facebook    Myspace    Twitter    Google    Yahoo MyWeb   

 

RECONOCE SEDAGRO PARTICIPACIÓN DE LAS MUJERES EN EL FORTALECIMIENTO DE LA VIDA ECONÓMICA DE ZACATECAS

 

 

 

  • Si una mujer puede, podemos todas: Blanca Esthela de Santiago

 

Zacatecas, Zac.-En la actualidad, las mujeres son pieza clave y fundamental en el desarrollo económico y social de cualquier entidad, así lo resaltó el secretario de desarrollo agropecuario Francisco Flores Sandoval al reconocer el trabajo de Blanca Estela de Santiago Veloz originaria de Tapias de Santa Cruz, Fresnillo, quien se desempeña como promotora de educación inicial y se ha convertido en líder social de su comunidad.

 

Flores Sandoval expresó que hoy en día son las mujeres quienes tienen una responsabilidad mayor porque están al pendiente de la familia y además realizan labores extraordinarias que impactan en beneficio de su comunidad.

 

En ese sentido, reconoció la labor social de la señora Blanca Estela de Santiago como promotora de valores y labores quien compartió los logros que ha conseguido y que le han dado gran satisfacción, así como los desafíos a los que se enfrenta todos los días.

 

Blanca Estela de Santiago Veloz nació el 28 de diciembre de 1968 en la comunidad de Tapias de Santa Cruz del municipio de Fresnillo. Desde niña tenía que realizar trabajo doméstico junto con sus hermanas para disminuir los quehaceres de su madre. Tuvo una niñez pobre: “nuestros juguetes eran corcholatas, trozos de vidrio y piedritas; jugábamos con la tierra, no teníamos lo que ahora tienen nuestros hijos e hijas; además, por ayudar en la casa nos quedaba poco tiempo para jugar”.

“Mi padre nos dejó cuando yo tenía 7 años, por eso pienso que mi madre es una persona de mucho valor; ella se encerró en una tristeza porque no sabía cómo mantenernos; lo logró torteando a las señoras de la comunidad y de ahí agarraba el puñito de tortillas para darnos de comer. Mi madre nos sacó adelante”.

 

Actualmente, Blanca Esthela de Santiago tiene 24 años de casada y su esposo, señaló, siempre la ha apoyado.

 

“Está contento porque me ve hacer lo que me gusta. Él se dedica a la agricultura; no somos ricos, pero no nos falta nada. A veces me canso, pero si me quedo en casa siento que me muero, porque me gusta estar activa. Tengo una hija y a ella no le gusta lo que yo hago; sin embargo, siempre me ayuda en lo que necesito”.

 

Añadió a su relato que su familia es tradicionalista y esto se refleja en su trabajo como promotora del Programa de Educación Inicial en su comunidad.

 

Dicho programa concentra un grupo de veinte madres de familia con hijas e hijos de cero a cuatro años de edad para brindarles orientación sobre temas relacionados con la salud física y mental del niño o la niña durante sus primeros años de vida.

 

El contenido se imparte en dos sesiones: la primera es de introducción y en ella se explican temas sobre la pérdida y deficiencia de tradiciones y valores que se viven en la actualidad. La segunda es práctica; las madres y sus hijas e hijos asisten para aplicar los conocimientos adquiridos. El programa trabaja sobre los valores, higiene, protección, salud, alimentación, autoestima, equilibrio y control del cuerpo.

 

Su finalidades que las y los infantes lleguen a su educación preescolar con una mentalidad abierta, evitando el apego total a la madre; con esto, las condiciones y el resultado de estudio serán mejores.

“Es así como nos hemos dado a la tarea de rescatar lo que nos inculcaron nuestros antepasados, para transmitirlo a las madres jóvenes y ellas a sus hijos e hijas. Además, es importante porque te valoras como mujer”, comentó Blanca Esthela y agregó:

 

“Como promotora de este programa espero que lo que estamos aprendiendo les sirva a nuestros hijos, hijas, nietos y nietas. En el IZEA colaboro como punto de encuentro de mi comunidad: entrar en el Instituto fue una experiencia inolvidable porque a partir de ahí nació mi amor por la lucha social. La convivencia con otras personas trajo a mi vida nuevas experiencias y aprendizaje; gracias a ello me di cuenta que podía hacer tareas fuera del ámbito doméstico, perdí el miedo al qué dirán, porque como mujer te critican si te sales del rol común”.

 

Finalmente, Blanca Esthela de Santiago comentó tajante que no le avergüenza hablar de su origen pues “aún sin contar con una educación para ser una buena oradora como otras personas, el hecho de que seamos mujeres tiene mucho valor. A mí se me hace muy fácil mover la comunidad, porque tengo el apoyo de otras compañeras que, aunque las critiquen, ahí están para dar algo por Tapias de Santa Cruz”.

?????

 

CON INFORMACIÓN DE LA COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL DEL GOBIERNO DEL ESTADO DE ZACATECAS

©2014 Pulso del Sur
Director General: Lic. José Juan LLamas Saldivar
Desarrollo: Francisco Javier García Pilar